DEPARTAMENTO DE FÍSICA Y QUÍMICA DEL IES "Antonio Mª Calero" de Pozoblanco (CÓRDOBA) ESPAÑA

BLOG DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS



VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS

VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS
Semana de la Ciencia 2013

Páginas vistas en total

domingo, 27 de junio de 2010

Recuerdos de Juani García Redondo ( El Calerito 2010)

Primer vídeo de la serie Leyes de Newton de la Dinámica grabado en 2oo1.



Otro de los vídeos sobre las Leyes de Newton realizado en la asignatura "Los Métodos de la Ciencia" con la participación de Juani, Xavi, Yolanda, Raúl, Juan, Domingo, ....y muchos más.

La primera vez que entré al instituto Antonio María Calero tenía 14 años. Fue un cambio increíble, horarios nuevos, profesores nuevos, nuevas instalaciones y un sinfín de cosas más. Pero había algo en aquel lugar, que hacía que no resultase tan difícil adaptarse a las nuevas circunstancias.

Con el paso del primer curso fuimos vislumbrando lo que conseguía que nos sintiésemos como si llevásemos toda la vida en el instituto. Estábamos en un centro donde nos trataban como algo más que simples alumnos.

Recuerdo cuando me propusieron que me presentase como candidata para representar a mis compañeros en el consejo escolar del centro. Ese fue el comienzo, para mí y para muchos otros, de unos años de actividades, mal llamadas según mi opinión, extraescolares. Digo mal llamadas porque en el I.E.S. Antonio María Calero estas actividades constituyeron parte de nuestra formación escolar.

Gracias a la actividad de los profesores que consiguieron despertar, en un gran número de compañeros, la involucración con el centro, se realizaron multitud de actividades coordinadas por nosotros mismos. Se llevaron a cabo concursos fotográficos, gastronómicos, y muchos más, de tipologías muy variadas, y todos relacionados, principalmente, con la cultura de nuestro Valle. Se creó la radio del instituto, que nos amenizaba e informaba en los recreos, y se volvió a instaurar la asociación de estudiantes del instituto.

Estoy segura que muchos de los estudiantes que se encontraban estudiando en aquellos años, nunca fueron conscientes de la importancia que tuvo el hecho de volver a poner en marcha aquella asociación. Pero a través de ella, además de conseguir subvenciones, que sirvieron para seguir desarrollando más actividades, se nos permitió ejercer nuestros derechos como estudiantes, en un periodo donde se avecinaba otro cambio de sistema educativo que no nos beneficiaba mucho.

El I.E.S. Antonio María Calero era, y estoy segura seguirá siendo, un lugar en el que se apostaba por el crecimiento de las personas más allá de su desarrollo académico. Para ello se impartían cursos de índole muy diferente, (teatro, informática), y se buscaban que éstos satisficiesen las necesidades e inquietudes de los alumnos. Otro extra que nos ofrecían, eran las relaciones con universidades de otros países europeos, que permitían que los alumnos tuviesen sus primeros contactos con el extranjero. Yo misma pude conocer Francia gracias al instituto.
Tuvimos la suerte de que nos impartiesen clase, profesionales que se preocupaban de enseñarnos más cosas de las que aparecían en el temario obligatorio. Gracias a ellos aprendimos fotografía; la física dejó de ser una materia difícil y aburrida; la educación física era un medio para dar rienda suelta a la creatividad; nuestros trabajos artísticos se exponían en pasillos, proporcionándonos la gran recompensa del trabajo bien hecho; entendíamos el inglés porque lo practicábamos encima de un escenario; y así infinidad de cosas más. A la vez que nos preparaban muy bien académicamente para poder continuar estudiando.
A lo mejor hay algún alumno actual del instituto que lee este recordatorio, y piensa que el paso del tiempo ha hecho que mi visión de aquella época se haya magnificado, pero le puedo asegurar que no es así. Todo lo que os he contado, fue el resultado de la conjunción de profesores con muchas ganas de hacer cosas, y de alumnos que aprovecharon esas circunstancias para su propio beneficio. Aunque algunos de esos profesionales que me impartieron clases ya no se encuentran en el centro, se que la mayoría sí, así que aconsejo a los estudiantes actuales, que os aprovechéis de todas las cosas que os pueden ofrecer.

Ahora tengo 24 años y solo puedo decir que estoy muy feliz y orgullosa de haber estudiado en el IES Antonio María Calero.

Juana García Redondo