DEPARTAMENTO DE FÍSICA Y QUÍMICA DEL IES "Antonio Mª Calero" de Pozoblanco (CÓRDOBA) ESPAÑA

BLOG DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS



VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS

VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS
Semana de la Ciencia 2015

Páginas vistas en total

sábado, 10 de enero de 2009

LUGARES IDÓNEOS PARA LA OBSERVACIÓN ASTRONÓMICA

Lugares de Observación Astronómica

Por Don Daniel Osuna, astrofísico perteneciente al GGTT Aplicaciones Educativas Multimedia a la Física y Química de Secundaria del Departamento de Física y Química del IES “Antonio Mª Calero” de POZOBLANCO

Los aficionados a la Astronomía son conscientes de que el principal requisito para una buena observación no es tanto una instrumentación adecuada como el lugar idóneo para la observación.

Las diferencias de prestaciones entre un lugar excepcional y uno pésimo pueden alcanzar hasta las 4 magnitudes. Por ejemplo, con un telescopio de 10 centímetros de abertura, en zonas de alta montaña, se pueden distinguir estrellas de magnitud 13; mientras que, desde una ciudad, el mismo instrumento no podrá superar la magnitud 9.

Aún así, no es cierto que desde las ciudades no sea posible realizar observaciones, pues si bien su iluminación dificulta seriamente la búsqueda y localización de objetos tenues, su microclima de mancha caliente disminuye las turbulencias del aire. En las grandes ciudades, el aire mantiene suficiente estabilidad para realizar buenas observaciones de la Luna, el Sol, los planetas y las estrellas dobles.


Obstáculos y precauciones

Ciertas circunstancias pueden impedir una buena resolución. Cuando se observa desde un balcón, ligeramente por encima del tejado de una casa vecina, las imágenes resultan temblorosas por la irradiación del calor que se produce de noche en sentido ascendente. En invierno, el aire caliente que se eleva desde una chimenea produce una columna que vuelve inutilizables las imágenes varios grados por encima de la chimenea. Una situación similar se provoca cuando se realizan observaciones desde una azotea. En este caso, el perjuicio es mucho mayor para un telescopio tipo Newton que para un refractor.

Este tipo de obstáculos impone un límite a las dimensiones del objetivo que se puede utilizar. El valor de esta dimensión se sitúa en torno a los 15 centímetros, pero, evidentemente, éste es sólo un dato orientativo, que depende del tipo de telescopio. La situación empeora cuando se pretende realizar observaciones desde las cercanías de vías muy transitadas por vehículos. Aquéllos de gran tamaño, como autobuses o camiones, originan a su paso vibraciones que afectan al telescopio. Más que para la observación directa, estas vibraciones suponen un importante perjuicio para la fotografía con telescopio.

Lugares poco favorables

Los aficionados que viven en el campo o en una pequeña localidad pueden sentirse más afortunados, ya que pueden observar objetos más tenues. Sin embargo, algunos lugares que a primera vista parecen reunir los requisitos ideales, por ser oscuros, pueden revelarse como completamente inutilizables para el aprovechamiento de un buen poder resolutivo. Entre estos lugares figuran el interior o la entrada de los valles montañosos, donde el aire presenta casi siempre grandes turbulencias.

Otros lugares desfavorables son las zonas elevadas, pero aisladas de la llanura circundante. La presencia de estas elevaciones crea torbellinos en la brisa o en los vientos ligeros.

Para encontrar una atmósfera serena, hay que buscar las regiones de meseta, las colinas de suaves pendientes, e incluso las llanuras; en pocas palabras, terrenos homogéneos que no presenten variaciones bruscas de altitud respecto al paisaje circundante. La presencia de vegetación mejora las condiciones de visibilidad.

Lugares ideales para la observación

Un lugar ideal para la observación astronómica debe poseer dos características fundamentales: una atmósfera serena y un cielo muy oscuro, lejos de todo centro habitado. Son muchos los lugares que satisfacen una de estas dos exigencias, pero pocos los que lo hacen simultáneamente.

A estas características básicas se añaden otras muy deseables, como un número elevado de noches serenas al año y una fácil accesibilidad. Otro aspecto que es preciso valorar es que el horizonte sea abierto, especialmente en dirección sur, en el caso de nuestro hemisferio.

Los vientos han de ser moderados, que soplen en una dirección y no varíen continuamente. Las ráfagas violentas deben ser inexistentes. Otro factor importante es un bajo contenido de vapor de agua en el aire, sobre todo para las observaciones en el infrarrojo. Se ha comprobado que las montañas de forma cónica, situadas en islas pequeñas entre las latitudes +10 y +40 suelen satisfacer las exigencias apuntadas.




Actualmente, las cuatro regiones de la Tierra consideradas más adecuadas para las observaciones astronómicas son Arizona, Chile, Hawai y las Islas Canarias. En estas zonas hay grandes observatorios.

1 comentario:

cangrejo dijo...

Hola, estoy buscando informacion sobre puntos de observacion, ya que tengo que proyectar un pequeño y modesto obserbatorio para aficionados.
El presupuesto es bajo y me gustaria saber de primera mano que esperais encontrar,cobijo, la postura de observacion....No se,todo lo que podais aportar encuanto a la funsionalidad del lugar me vendra bien.Gracias.
Mi correo es aj.meliam@gmail.com
El lugar es en la isla de Fuerteventura, Canarias.