DEPARTAMENTO DE FÍSICA Y QUÍMICA DEL IES "Antonio Mª Calero" de Pozoblanco (CÓRDOBA) ESPAÑA

BLOG DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS



VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS

VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS
Semana de la Ciencia 2015

Páginas vistas en total

miércoles, 1 de agosto de 2012

Gracias a la “meritocracia americana”, el físico español Pablo Jarillo-Herrero recibe en Washington el premio del presidente Obama para jóvenes científicos.

El joven  físico español Pablo Jarillo Herrero recibió  en el Museo de Historia Natural de Washington el Premio Presidencial a Jóvenes Investigadores Científicos (Pecase) por su trabajo de investigación científica sobre las cualidades del grafeno.

Jarillo, que desarrolla sus investigaciones en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) ha sido el único español condecorado entre los 96 escogidos por el Gobierno estadounidense para obtener el premio del presidente norteamericano, Barack Obama. 




 Se trata del máximo reconocimiento del ejecutivo estadounidense en el campo de la investigación científica. 


En el caso del joven físico valenciano (34 años), la Casa Blanca ha reconocido su labor de investigación sobre las propiedades del GRAFENO, considerado como uno de los materiales con un mayor margen potencial por explotar en el futuro.






Se trata del  "el mejor semiconductor del mundo", ya que si se enrolla una lámina de grafeno sus propiedades electrónicas y mecánicas superan las de otros materiales. La razón de esto es que el grafeno posee unas propiedades que propicia que los electrones circulen con una movilidad miles de veces superior a la que alcanzan en otros materiales, como el silicio. 


Todo ello es fundamental para un avance significativo en el campo de los microprocesadores informáticos, ya que se podrían fabricar chips capaces de funcionar miles de veces más rápidos, y que pudiesen transmitir información a mayor velocidad. Si el trabajo desarrollado por Jarillo continúa avanzando de forma positiva, el resultado en pocos años podría transformarse en la creación de unos ordenadores más rápidos, aproximadamente 100 veces más veloces que en la actualidad.

De momento, el joven científico no tiene pensado volver a casa. "Es muy difícil encontrar las mismas condiciones de investigación en España que en un centro puntero como el MIT", señala.


Del sistema estadounidense defiende la "meritocracia radical" y el "apoyo" que recibe la gente joven.
LEER MÁS AQUÍ     Y AQUÍ