DEPARTAMENTO DE FÍSICA Y QUÍMICA DEL IES "Antonio Mª Calero" de Pozoblanco (CÓRDOBA) ESPAÑA

BLOG DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS



VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS

VÍDEOS DE FÍSICA Y QUÍMICA DIVERTIDAS
Semana de la Ciencia 2015

Páginas vistas en total

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Stephen Hawking científico o teólogo

Científicos “metidos” a teólogos o teólogos que intentan hacer ciencia…ficción

Ante la polémica generada por el científico británico Stephen Hawking que afirma en su nuevo libro, The Grand Design (El Magnífico Diseño), que el Big Bang fue una consecuencia inevitable de las leyes de la física y que Dios no creó el Universo. Me viene a la memoria un párrafo de un artículo que hice en 2005 con motivo del año internacional de la Física y que reproduzco a continuación:

“ Albert Einstein, que por cierto era creyente en “el Dios que se revela en la armonía de todo lo que existe”, no permitió que se utilizaran sus descubrimientos en el campo de la Física para justificar cuestiones de tipo filosófico, antropológico ni siquiera religioso.
Es conocida la respuesta que el propio Einstein le dio al arzobispo de Canterbury ante la pregunta de “qué implicaciones tendría para la religión su teoría de la relatividad”: “Ninguna”, respondió de inmediato. “La relatividad es una cuestión puramente científica y no tiene nada que ver con la religión”

Pues eso: “la ciencia no tiene nada que ver con la religión” afirmación con la que estoy totalmente de acuerdo.


Por su parte, el filósofo Fernando Savater escribe al respecto:

“Dios no "explica" nada en el orden de lo material, ni la evolución de los seres vivos, ni el origen del universo, ni la polución de los océanos o el calentamiento global. Por supuesto, tampoco la ciencia puede "explicar" por qué lo que hay existe y si tiene algún "sentido" comprensible para nosotros.
Los científicos metidos a teólogos son tan risibles como los teólogos que intentan hacer ciencia... ficción”



Y por último el profesor de Física Sebastián Muriel, compañero de la Asociación de Profesorado de Córdoba por la Cultura Científica, comenta al respecto:

“Nunca me pareció buena idea ligar la existencia de Dios con la existencia del Universo conocido o desconocido o por conocer.

Nuestras limitaciones son evidentes para conocer a Dios o para conocer el Universo. Mezclar los planos materiales con los espirituales es una idea que deberíamos de abandonar por "primitiva".

El espíritu tiene unos comportamientos que las leyes de la física no los pueden explicar.

¿Cuáles son las leyes de lo inmaterial? ¿Hacia donde se expande el universo? Entiendo y comprendo - dentro de mis posibilidades - a Hawking pero no creo que Hawking pueda entender mi sentimiento de que Dios existe. A Dios no le hace falta el Universo para existir.....Nadie sabe bien de dónde venimos ni a donde vamos.....desde luego la ciencia - admirable logro de la inteligencia y del conocimiento humano - no va a demostrar nunca la existencia de Dios.

La bondad, las creencias religiosas a lo largo de la historia de la humanidad o la entrega no se pueden explicar por la Física.

Tampoco la Filosofía....hay unas constantes espirituales que llenan la vida de millones de personas día a día.....y eso es una realidad.....tan real y constantes como la presencia de la materia y la energía”

En mi opinión, cuando los teólogos han querido hacer ciencia, han “patinado” estrepitosamente, recordemos la historia de Galileo y me temo que ahora, cuando desde la ciencia se intenta hacer teología se corre el riesgo de volver a caer en el error.

Por eso es mejor no olvidar la máxima de Einstein “la ciencia no tiene nada que ver con la religión”

Entonces, ¿qué pensar de la polvareda levantada por las afirmaciones de Hawking, magnificadas y distorsionadas por el sensacionalismo? Pues que su libro, como afirma Savater, va a venderse... divinamente”